Las doce noches santas III

Nos encontramos nuevamente en este espacio interior, en este ascenso de los doce escalones que nos llevarán al nacimiento del Cristo en cada uno de nosotros.

En este día integramos en nosotros la energía de Capricornio.

La región de Capricornio se relaciona con la Jerarquía de los Arcángeles. Coincide este nacimiento del nuevo Sol espiritual con el período de más oscuridad del año, del invierno. Sin embargo los Arcángeles acompañan este nacimiento de un modo muy especial.
Según Rudolf Steiner, “Los Arcángeles son…los creadores de la luz… por esto, debemos decir que, cuando nos toca un rayo de luz, detrás se encuentran los Arcángeles. Ellos son los creadores de la luz exterior y de la luz espiritual en el interior de cada uno de nosotros.

Se dice que en la época de Navidad, se reúnen los doce Arcángeles alrededor del Sol, formando una especie de halo luminoso que impulsar el nacimiento de Cristo en la Tierra.
Estos doce Arcángeles son los portadores de los doce aspectos del impulso de Cristo.
En el evangelio de Lucas, el misterio del nacimiento es anunciado a María por el Arcángel Gabriel.

Antes de este nacimiento, hemos de prepararnos, con la asistencia de la energía del Arcángel Miguel y hemos de matar a nuestro dragón interior. Esta preparación es la que precede a este período en el Adviento, comenzando los cuatro domingos anteriores a la Navidad.
Nuestra naturaleza inferior del consumismo, de las excesivas atracciones por lo terrenal, han de ser purificadas para que pueda nacer en nosotros la luz.
Podemos invocar la energía del Arcángel Miguel, para que nos ayude a liberarnos y, de esta manera, cortar las ataduras que nos impiden elevar nuestra conciencia hacia lo espiritual.
Es importante el contacto con la esfera Arcangélica durante las horas del sueño, para ello, durante el día hemos de estar vigilantes de nuestras palabras, de la información a la que ponemos atención en la vigilia.

Hagamos ahora nuestro trabajo de hoy con la esfera de los Arcángeles para el nacimiento de la luz espiritual en cada uno de nosotros y en el Mundo